Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
15 mai 2015 5 15 /05 /mai /2015 18:57

Voilà une lettre qui va faire naître les débats au Pays Basque entre autre !

J'aime cette démarche qui devrait pousser les mouvements basque à débattre entre eux du sort de leurs prisonniers.

 

FILIPE BIDART, MILA ETXEBERRIA, JON IURREBASO, JESÚS MARÍA MENDINUETA, JOSU ORMAETXEA Y 88 PERSONAS MÁS
EXPRESOS
AMNISTÍA

Quienes firmamos esta carta somos militantes políticos que hemos sufrido la cárcel y/o el exilio. Hemos sufrido la represión por participar en la lucha por la liberación nacional y social de Euskal Herria. No somos víctimas sino militantes voluntarios y conscientes que hemos luchado por la independencia y el socialismo para nuestro pueblo.

2015/05/12

Al igual que otros miles de militantes, nosotras y nosotros también sabíamos cuáles eran los riesgos que acarreaba hacer la revolución. Sabíamos que podíamos ser detenidos y torturados, que podíamos pasar nuestra juventud en la cárcel, que tal vez tuviéramos que marchar de casa dejándolo todo, incluyendo familia y amigas y amigos, y que puede que ni siquiera volviéramos a pisarla. Sabíamos que nuestros enemigos, los que nos quieren ver muertos, nos iban a juzgar, que nos jugábamos ganar o perder todo. Sabíamos que en el camino perderíamos a compañeras y compañeros, y hemos perdido cientos. Sabíamos todo eso y a pesar de ello decidimos involucrarnos en la lucha.

Actualmente hay algo respecto a los represaliados y represaliadas políticos que nos preocupa especialmente. Han ido pasando los años y en 2015 tenemos más de 400 presas y presos, entre ellos varios a los que les quedan más de 30 años de cárcel. Otros muchos siguen esquivando la represión en el exilio. Todavía no hemos conseguido nuestros objetivos estratégicos. Nuestro Pueblo aún no ha conseguido superar la opresión nacional y la explotación de clase. Y esa es precisamente la clave: mientras no se supere el conflicto político, existirán represaliadas y represaliados políticos, y mientras haya represaliadas y  represaliados políticos, no se podrá dar por superado el conflicto. Si no entendemos eso nos perderemos en un laberinto sin salida.

Desafortunadamente, las llaves de las cárceles no están en nuestras manos. La fuerza de las armas tampoco. Eso no quiere decir que tengamos que resignarnos. De ninguna manera. Eso quiere decir que para obligar a los estados tenemos que hacer un gran trabajo para vestir ideológicamente al Pueblo, ya que la formación y la ideologización son las armas más eficaces para los luchadores y luchadoras revolucionarios. Hay que apostar por el reconocimiento del estatus político de los represaliados y represaliadas, y no por lo contrario. Solo si el Pueblo reconoce que el conflicto no se resuelve sin la libertad de los militantes políticos que han participado en el mismo, solo entonces, podremos encontrar una verdadera salida, y esa salida tiene un nombre: amnistía.

Los discursos sobre los derechos humanos pueden ser legítimos siempre y cuando no sirvan para esconder el carácter político de los represaliados y represaliadas. ¿Por qué se les aplica la dispersión, la cadena perpetua, el FIES, el derecho penal del enemigo que aplican a las presas y presos enfermos y un largo etcétera? Se les aplica, precisamente, por el carácter político de nuestros compañeros y compañeras. Además, la despolitización de los represaliados y represaliadas políticos facilita su criminalización, convirtiéndolos a los ojos del Pueblo en delincuentes o criminales, y eso ofrece facilidades a los estados para seguir vulnerando los derechos de los represaliados y represaliadas.

Como compañeros y compañeras, como pueblo y como clase tenemos el deber de conseguir la libertad de nuestros compañeros y compañeras, sin condiciones y con dignidad, sin arrodillarse ante nadie, y el camino para conseguirlo es la amnistía. La amnistía comprende la resolución del conflicto y por eso solo la consecución de la amnistía garantizará que no haya más represaliadas y represaliados políticos. En eso tenemos que poner las fuerzas desde hoy, dejando a un lado las lecturas partidistas. No podemos aceptar que las consecuencias de la lucha de los represaliados y represaliadas recaigan sobre ellos y ellas. La lucha de los represaliados y represaliadas ha sido responsabilidad del Pueblo, y la libertad de estos también lo será. Quienes firmamos esta carta llamamos al Pueblo a organizarse a favor de la amnistía porque tenemos plena confianza en su fuerza y su capacidad.

Preso eta iheslariak etxera! Amnistia osoa!

Firman también: Koldo Alaña, Josu Alberdi, Jon Aldana, Jon Iñaki Alkorta, Oscar Amezaga, Rosa Mari Arana, Juan Mari Arregi, Iker Arzeluz, Gorka Azpitarte, Bonifacio Badillo, Teodoro Badillo, Bautista Barandalla, Jon Imanol Beaskoa, Jaione Beaskoetxea, Iñaki Bengoa, José Tomás Bustamante, Igor Cachorro del Pozo, Pablo Caloca, José Luis Cuadrado, Iñaki Egiluz, Maria Soledad Elustondo, Oscar Estebariz, Angel Erdozia, Iñaki Erro, Juan José Etxeandia, Agurtzane Ezkerra, Bego Ezkerra, Carlos Ezkurra, Lander Fernández, Elías Fernández, Igor Fernández, Ziortza Fernández, Aitor Fernández, Maria Pilar Ferreiro, Unai Frías de la Red, José Luis Gallastegi, Alberto Garmendia, Francisco Javier Gil, Miguel Ángel Goienetxea, Kristina Goirizelaia, Aner Gómez, Asier Gómez de Salazar, Felipe González, Roberto González, Koldo Gracia, Jordi Grau, Iñaki Herrán, José Antonio Hurtado, Idoia Iragorri, Peio Iriondo, Maria Angela Irure, Jon Mikel Iturriaga, Mikel Jauregi, Andeka Jurado, Sendoa Jurado, Jon Kerejeta, Mari Ángeles Larrea, Zigor Larredonda, Asier Larrinaga, Gotzon Kepa Larrondo, Aitor Llano, Lorena López, Jon Maidagan, Ixabel Martínez de Antoñana, Maite Martínez, Iker Mendizabal, Kepa Morales, Juan Antonio Olagorta, Iñaki Orbeta Berriatua, Alberto Paúl Larrea, Ibon Pérez, Eduardo Pérez de Anuzita, Iñigo Ripoll, Klemente Ruíz, Jose Maria Sagardui, Fermin Sánchez, Joel Sitiague, Amaia Urizar, Roberto Vecino, Peio De Vega, Andrés Velado, Fermin Ventura, Izaskun Villanueva, Jon Villanueva, Luis Armando Zabalo, Zorion Zamakola, Jon Zapirain y Angel Zelaieta

 

 

Partager cet article

Repost 0
Published by Pierre Blondeau et les camarades de La Cigale - dans La commune
commenter cet article

commentaires